La vigilancia y el control sobre la fabricación, comercialización y tráfico de objetos fabricados con metales preciosos viene regulado a nivel nacional en la Ley 17/1985, de 1 de julio, sobre objetos fabricados con metales preciosos y en el Real Decreto 197/1988, de 22 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley de objetos fabricados con metales preciosos.

 

Previamente a su tráfico o comercialización en el interior del país, los objetos fabricados con metales preciosos deben tener unas señales o marcas de contraste, mediante punzonado, como prueba y control de su idoneidad. En concreto, deben tener los dos contrastes siguientes:

a) De identificación de origen, esto es, identificativo del fabricante o del importador. En este caso, importador, Corahe.
b) 
De garantía o contraste oficial, realizado por los laboratorios autorizados a tal fin por las Administraciones Públicas competentes, tras el previo análisis para determinar la ley.

El contraste de garantía está compuesto de una figura geométrica identificativa del metal precioso con el que está fabricado el objeto (rombo para el platino, elipse para el oro y rectángulo para la plata) con la ley marcada en su interior, seguida de la contraseña del laboratorio que ha realizado el contraste.

Para objetos de metales preciosos de tamaño reducido, o con peculiaridades de diseño, el contraste mediante punzonado sobre el propio objeto se sustituye por el punzonado de chapas soldadas al objeto o etiquetas.

Corahe realiza el contraste de sus joyas con un laboratorio autorizado por la Junta de Andalucía conforme al Decreto 155/1996, de 7 de mayo:

Sociedad Andaluza de Verificación y Contraste de Metales Preciosos, S.A. (SAVECO), con contraseña A1. Autorizado mediante Resoluciones de 27 de julio de 1998, de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, y de 19 de diciembre de 1989 (BOJA nº 6, de 19 de diciembre), en base a lo recogido en la Orden de 26 de abril de 1988. En cumplimiento de la disposición transitoria primera del Decreto 155/1996, se convalidó su condición de Laboratorio Autorizado dentro del nuevo marco jurídico. Metales preciosos: oro y plata.

 

Para los baños de oro en joyas de plata en el Real Decreto 197/1988, de 22 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley de objetos fabricados con metales preciosos.

 

Art. 45

2. Igualmente se permite la fabricación de objetos metálicos recubiertos de metales preciosos, bien mediante baño, los cuales deberán denominarse claramente como «metal platinado», «metal dorado» o «metal plateado», o bien mediante chapado, que deberán denominarse «metal chapado con platino», «metal chapado con oro» o «metal chapado con plata», cualquiera que sea la «ley» del recubrimiento.

Art. 46.

1. Los objetos a los que se refiere el artículo anterior no llevarán en el cuerpo del objeto contraste alguno de los considerados como obligatorios, ni marca o señal que pueda inducir a confusión con aquéllos.